Cuando responsabilidad y turismo van de la mano

IMG_20150319_170949
Jesús Martín en el momento de la entrevista. Fuente: Núria Martínez

Por: Núria Martínez

esús Martín, nacido en Barcelona es el actual director de la Asociación de Turismo Sostenible Ethnic. Responsable, solidario y entusiasta, este joven barcelonés ha estado, desde siempre, comprometido con las acciones sociales y atraído por conocer las culturas y las tradiciones del mundo. Es por eso que decidió juntamente con su grupo de amigos ir más allá y crear una entidad que tuviera una responsabilidad hacia la cultura, la economía y el medioambiente de los países visitados cuando realiza un viaje.

A todos estos jóvenes les apasionaba viajar pero buscaban algo diferente; tenían una visión muy clara de los impactos negativos que produce el turismo convencional y sobre todo, el turismo en masa. Por eso, ellos querían que sus viajes fueran responsables, beneficiando siempre la cultura y la economía local de los países visitados y que tuvieran el mínimo impacto negativo hacia la naturaleza en general. Con esto percataron que por el momento, no existían aún en Cataluña, propuestas para realizar este tipo de viajes. No había una oferta ni la posibilidad de hacerlo más allá de realizarlos por tu cuenta con una mochila y sin ningún tipo de garantía ni conocimiento previo. A partir de esta reflexión, vieron un nicho en el mercado catalán que aún estaba para explotar y decidieron que a partir de sus propias experiencias y conocimientos colaborarían en desarrollar el turismo sostenible en Cataluña. Así fue como este grupo de jóvenes amigos con ganas de viajar de una  forma diferente creó en 2006 la Asociación de Turismo Sostenible Ethnic con la intención de crear iniciativas turísticas caracterizadas por este compromiso ético y medioambiental.

Jesús decidió empezar a estudiar el Máster en Gestión de Turismo Responsable y se graduó en la Leeds Metropolitan University, para que aparte de sus conocimientos y experiencias vividas en los países que había visitado por su cuenta de forma sostenible, también pudiera aportar a la entidad una profesionalidad real y una visión más especializada. Tal y como él mismo cuenta: “Ethnic nació de una voluntad, más bien vocacional que no profesional y ahora poco a poco lo estamos profesionalizando”.

Por lo tanto, el turismo solidario o turismo sostenible es todavía un concepto muy joven que consiste en realizar la actividad turística minimizando los impactos negativos y maximizando los positivos. Lo que busca, en gran parte, este turismo es que toda actividad económica que realiza el turista revierta directamente en la economía local del propio país ya sea con ayudas, con proyectos turísticos, cooperación, etc. Jesús y sus compañeros cogieron esta idea y empezaron a realizar tareas de sensibilización desde Barcelona y también a partir de las distintas experiencias de sus viajes, empezaron a  diseñar propuestas turísticas comprometidas socialmente con los países de destino. Actualmente estas propuestas turísticas pueden realizarse por países como Gambia, Marruecos, Turquía y Senegal.  

Pero de todos los países dónde ha estado, Jesús destaca Gambia, un pequeño y estrecho país del África occidental con tan sólo 1,8 millones de habitantes. Después de haber estado hasta ocho ocasiones en este país africano explica con anhelo todo lo que ha aprendido de estas largas estadas. Todo este tiempo que Jesús ha estado en Gambia le ha permitido conocer a mucha gente, descubrir asociaciones locales en las que poder colaborar y encontrar los lugares y establecimientos idóneos del país para poder generar un mayor beneficio para los locales. En definitiva, Jesús ha podido crear un tejido social muy amplio que le sirve de ayuda primordial a la hora de planificar las rutas y los viajes solidarios. “Todo esto lo obtenemos fundamentalmente de la gente local que ve en nuestras ideas alguna cosa interesante o beneficiosa para ellos y no duda en colaborar con nosotros o aportar su perspectiva”, explica con cierto asombro.

Jesús reconoce que lo que intentan incentivar con mayor fuerza, tanto en los viajes en grupo como los personales, es que haya una interacción entre los turistas y los locales. Le gusta mucho explicar las experiencias vividas a partir de esta interacción y las recuerda con cariño y expectación. Una de las anécdotas que explica con más afecto es la experiencia que vivió en un taller donde las mujeres gambianas les enseñaban a estampar telas africanas. “Es una forma de cambiar el típico rol que desgraciadamente hay actualmente entre el hombre blanco y el hombre de color de allí: las locales nos enseñan a nosotros como hacer una cosa que ellas saben hacer perfectamente y nosotros no”, afirma el joven con admiración.

 Además, le da una gran importancia al hecho de vivir una experiencia con los viajes que te hace conocer la realidad de cada país de primera mano, que te abre hacia una nueva forma de ver el mundo y que te cambia la vida por completo. “El súmmum sería ir a uno de los lujosos hoteles de Gambia construidos en lo que antes eran paradisíacas playas vírgenes, con la pulserita del «todo incluido» y no moverte de la playa y el hotel. Pero haciendo esto es imposible que conozcas la cultura y que vivas estas experiencias únicas”, afirma Jesús Martín.

Él opina que los impactos negativos que está produciendo el turismo de masas y en general, la explotación de las zonas turísticas, son cada vez más grandes y destaca, de entre estos impactos negativos, la masificación de los centros de las ciudades, la especulación de las viviendas y el poco respeto hacia el medioambiente. Como barcelonés natal, hace una crítica hacia el centro de su ciudad explicando cómo cada vez más, este turismo en masa que hay en algunas zonas Barcelona, produce una especie de “turismo-fobia” a los locales y añade que: “el turismo, o coge una vía con un mayor compromiso social, o al final acabará en conflictos sociales”.  Asimismo, se muestra reacio al ecoturismo como moda alegando que muchas multinacionales o ciudades intentan implantar medidas regulatorias pero lo hacen más bien por la imagen exterior que dan, que no con una voluntad intrínseca de luchar por estos valores.

Al finalizar la entrevista, Jesús nos invita a reflexionar a cada uno de nosotros: ¿Es este realmente el turismo que queremos? ¿Realmente queremos seguir creando impactos negativos hacia el resto de sociedades? ¿No es preferible hallar esta gran experiencia? Porque tal y como afirma Jesús: “Un viaje debe ser una forma de conocer, conectar, aprender y sensibilizarte sobre otras realidades distintas a la tuya. En definitiva, un viaje debe ser una experiencia que te enriquezca como persona”.

txus-aethnic
Jesús Martín en uno de sus viajes solidarios en Gambia Fuente: Asociación de Turismo Sostenible Ethnic

Para más información:

Ethnic como asociación responsable

Familias en ruta

La efervescencia de la turismo-fobia 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s